Ubicacion: 
Chile
Industria: 
Educación
“Teníamos el desafío de lograr el mismo nivel de desarrollo estratégico para nuestras escuelas. Para acreditar una carrera esto es muy importante; así es que hacer los Planes Estratégicos para cada Escuela se vio como una oportunidad para nivelar internamente las distintas escuelas”.
Olegario Hernández, Vicerrector de Aseguramiento de Calidad

Cliente

El IPCHILE es un Instituto Profesional que nace en 2003 con el fin de entregar Educación Superior de calidad. Actualmente cuenta con cinco sedes a lo largo de Chile que alberga a jóvenes que estudian carreras técnicas y profesionales en sus ocho escuelas. Desde 2006 la institución ha obtenido cuatro acreditaciones ante la Comisión Nacional de Acreditación, siendo la última por cuatro años, hasta 2019, lo que demuestra su compromiso por la calidad como pilar de su proyecto educativo.

Desafío

Uno de los objetivos estratégicos que incorporó IPCHILE desde hace un tiempo es el aseguramiento de la calidad, desglosado en planes generales que apuntan a certificar y acreditar carreras y a la institución; así como también a cuidar algunos aspectos relacionados con la calidad como es la existencia de planes estratégicos en las distintas unidades académicas.

Esta meta llevó al equipo de calidad y a la Vicerectoría Académica de IPCHILE a elaborar un proyecto y buscar financiamiento ministerial - dentro de un contexto de los fondos de desarrollo institucional y mejoramiento continuo – para implementar un Plan Estratégico de Negocios en las escuelas, que se vinculara y alineara con el Plan Estratégico de Negocio Institucional que ya tenía el IPCHILE.

Según Olegario Hernández, Vicerrector de Aseguramiento de Calidad, “este proyecto planteó tres desafíos: impulsar el desarrollo estratégico de las escuelas de modo homogéneo; generar un sistema que permitiese hacer seguimiento a los planes y objetivos específicos, que tuviera métricas cuantificables y para eso se quería usar un software para que las propias escuelas se hicieran cargo de ese seguimiento y, finalmente, capacitar a las personas que se harían cargo de este seguimiento en el sistema”.

“Queríamos cumplir varios objetivos a la vez, porque si uno hace un proceso serio, medible, de calidad, con retroalimentación y luego quieres acreditar, lo que uno acredita finalmente es el proceso”, indica Olegario Hernández.

Solución

A comienzos de 2014, IPCHILE creó un comité que elaboró las características de lo que debería tener el asesor que los apoyaría en el proyecto. Azurian fue la empresa elegida, para elaborar un Plan Estratégico de Negocios para las escuelas que contempló sesiones de trabajo con el área de calidad, los Directores de Escuela y toda sus comunidad y públicos interesados.

Para poder desarrollar los planes estratégicos, Azurian utilizó una metodología de trabajo basada en el levantamiento de ideas, permitiendo la construcción participativa de sus elementos fundamentales como son la visión, misión y objetivos estratégicos para cada escuela, así como los elementos para su monitoreo y seguimiento.

Posteriormente, el Plan Estratégico retransmitió la estrategia a los públicos de cada Escuela, a través de talleres, los que fueron bien evaluados por los actores involucrados.

El directivo también explica que durante la definición de los indicadores del sistema, “Azurian fue un buen consejero, porque los habituales indicadores que se usan en este sistema, no eran necesariamente los prioritarios para los Directores de Escuela y ellos nos alertaron sobre esto y nos indicaron cuáles debían ser los efectivamente prioritarios, con una preocupación hacia que los objetivos fueran pertinentes y no que fueran fáciles y medibles solamente”.

Beneficios

Con el Plan Estratégico desarrollado por Azurian, IPCHILE ha podido dar un paso adelante respecto de los planes de acción que ya tenían las escuelas. Todas ellas tuvieron la oportunidad de analizar su entorno y revisar sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas para poder diseñar su planificación estratégica.

En este sentido, Carolina Galaz, Coordinadora Ejecutiva de escuelas comenta que “el Plan Estratégico de Negocio entregó una mirada de largo plazo, incorporando elementos centrales para la gestión, como por ejemplo: poder evaluar de manera permanente la pertinencia de los planes de estudios, que es un elemento transversal en la mayoría de las escuelas, enfocarse en los elementos de retención permanente y en los estudiantes con foco en el aumento significativo del indicador”.

El Plan Estratégico de las escuelas también permitió apoyar otros temas como la vinculación con el medio, que si bien, todas las áreas lo hacen, ahora amplían el foco en relación al momento que institucionalmente está viviendo el IPCHILE.

Finalmente, y considerando estos aportes adicionales, Carolina Galaz destaca que “gracias al Plan Estratégico que se construyó con Azurian se logró un reordenamiento, una profundización en instalar temas como la misión, la visión, la estrategia, pero como tales, aún cuando son acciones que las escuelas debían realizar permanentemente. Con esto los objetivos planteados en la planificación estratégica de las escuelas conversan con los objetivos institucionales, en su totalidad tributan a uno o más objetivos de la institución”.

Desafíos

  • Reordenar los procesos de cada Escuela a los procesos Institucionales de cara a los procesos de acreditación institucional y de carreras.
  • Alinear los objetivos estratégicos institucionales de IPChile con los de cada Escuela.

Solución

  • Plan estratégico de negocios para homologar los procesos de cara a la acreditación y mejora continua de las carreras.

Beneficios

  • Generar una instancia de colaboración estratégica entre las escuelas de IP Chile.
  • Contar con una Planificación estratégica de negocio por Escuelas alineada con el plan estratégico de negocio institucional.
  • Tener un plan de acción para lograr los objetivos con indicadores de corto y largo plazo.

Fecha de publicación

DESCARGAR CASO: 

¿Interesado?

CONTÁCTANOS